viernes, 11 de abril de 2014

El Cóndor y el Zorro

Según cuentan, para hacer prevalecer su reinado de los Andes, el Cóndor y el Zorro se colocaron en lo más alto de la Puna, a fin de soportar un gran reto, y era la terrible noche con tormenta, lluvias torrenciales, rayos y truenos. Este reto, podía matar al instante a cualquiera persona.

Cuando llegó la hora, el Cóndor trataba de abrigarse escondiendo su pico y su plumaje, mientras que el Zorro, buscaba calor enroscándose en su frondosa Cola. Con el pasar de las largas horas, y a punto de desfallecer, el Cóndor desplegó sus alas y extendió su cuello cuando la lluvia ya estaba disminuyendo, y al ver a su lado, encontró solo el cadáver del Zorro, que por su imprudente osadía, hallo una terrible y fría muerte.

Desde entonces, en la escarpada de los Andes, donde solo sobreviven los seres superiores, el Cóndor sigue siendo el rey, de las alturas.

El Cóndor y el Zorro

 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)