viernes, 11 de abril de 2014

La Yacana

Cuenta la leyenda, que una Pareja indígena llegó hasta un manantial de noche, y sucedió un hecho asombroso. Mientras la mujer observaba el cielo admirando la constelación de la Llama, su marido sufría el acoso de un auquénido que apareció de la nada y estaba cubierto de lana espesa y densa.

Al poco rato, llegaron otros indios, y aprovechando la confusión, le quitaron parte de aquella valiosa lana.

Al día siguiente, la pareja volvió al lugar llevando una pareja de llamas pequeñas, y luego, rindieron respeto a los copos de lana que recolectaron la noche anterior; lana fina de la Yacana o la constelación del firmamento, y de la llama aparecida en el manantial. Era la clarinada de la buena suerte y así, debían agradecerlo.

La Yacana
La Yacana

 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)