martes, 6 de mayo de 2014

El Chullachaqui

Cuenta la leyenda, que el Chullachaqui, es un demonio o un enano de la Selva que su nombre quiere decir "pies desiguales". Este ser, es capaz de transformarse en una persona como por ejemplo, en un pariente o alguien conocido con la finalidad, de llevar a sus víctimas a lo profundo de la selva, y una vez que están perdidos, este Demonio los abandona a su suerte.

Según cuenta, el Chullachaqui tiene la estatura de un enanito con rasgos de un anciano dado a sus arrugas. Al caminar, deja una huella como la de un animal y la otra, de un humano. Sus ojos son de color rojos, y aquellos que lo los han visto, causa mucho miedo. Sus orejas son puntiagudas con una nariz larga como la de un duende maligno.

Se dice que algunas veces, el Chullachaqui da regalos a los campesinos que trabajan en la selva, también, se roba a los niños para jugar con ellos pero después, los devuelve sin hacerles daño alguno. Este ser también gusta de imitar los sonidos de otros animales, y toca la flauta.

El Chullachaqui
El Chullachaqui

Los indígenas los llaman "la madre del bosque", también le tienen respeto y temor. Él, cuida la selva y castiga o premia a los campesinos según su criterio. La única forma de ver un "Chullachaqui", es mirar sus pies, ya que rápidamente uno se da cuenta al notar que uno lo tiene deforme, el siempre trata de esconderlo para no ser descubierto.
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)