jueves, 15 de mayo de 2014

El Ciego que vendió su Alma

Cuenta la leyenda, que hace mucho vivía un hombre de nombre "Alberto" y desde que nació era ciego. Su anhelo era ver antes de morir hasta que un día, tras levantarse temprano para hacer sus quehaceres, ocurrió algo muy raro. Una voz muy gruesa y tenebrosa le dijo:

"Dime hombre, ¿deseas ver?, yo haré tu deseo realidad."

El señor Alberto al oír eso, sintió un terrible miedo paralizante, pero tras pensar rápidamente la propuesta, acepto y pido que hacer para tener su deseo. La voz misteriosa rió, y dijo:

"A las 12:30 de la madrugada, busca un cuchillo y haz un corte en la palma de tu mano, cuando sientas que corre tu sangre, pronuncia tu nombre y el deseo que tanto añoras."

El hombre, esperó pacientemente, y cuando llegó la hora indica, realizo el conjuro mencionado, pero no sucedió nada. Muy molesto, el hombre maldijo al ser desconocido y se fue a dormir.

El Ciego que vendió su Alma
El Ciego que vendió su Alma

Al día siguiente cuando despertó y abrió los ojos, su sorpresa fue horrible ya que solo podía ver todo rojo, como la sangre. Desde aquel entonces, su alma vaga sin rumbo con aquella horrible visión, lamentándose y pidiendo perdón.

 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)