jueves, 8 de mayo de 2014

El Kamapua-a

Cuenta la leyenda, que el "Kamapua-a" (cerdo- niño), removía la tierra con su hocico y formó el montículo para los dioses con un precipicio enfrente, además, hizo una fortaleza para la familia descendiente del Dios Cerdo.

Se dice que muchos intentaron asesinar a "Kamapua-a" hasta que un día se convirtió en un Dios poderoso. El vencía a sus enemigos con su hocico y con un garrote que siempre tenia en sus manos y que le ayudaba a luchar salvajemente. Este dios, también ayudaba a arrancar desde la raíz toda mala cosecha. Una vez, Kamapua-a se casó con las hijas de un jefe aliado de la guerra de Hawai, y que a la vez, rindió un servicio en el campo de batalla, capturando jefes enemigos.

Cierta vez, Kamapua-a se puso a enamorar a "Pele" (diosa del fuego), pero ella lo rechazó con groserías e insultos diciéndole "cerdo hijo de cerdo". Ambos dijeron muchas malas palabras y tanto fue su disputa, que llegaron a un combate. Los subordinados de Pele, atacaron echando fuego sobre el Kamapua-a mientras los aliados de este dios, lanzaban la furia de la lluvia y niebla a la tribu del fuego. La batalla fue tan severa, pero Pele se rindió ante el poder de Kamapua-a. Con esto, este Dios acceso a la Diosa del fuego.

El Kamapua-a
El Kamapua-a

Se dice que la actitud guerrera y amorosa de este Dios cerdo, se alternan como ciclos de los fenómenos naturales. En una ocasión, este Dios, vio a dos diosas muy bellas, y sin mucho pensarlo, las persiguió pero ellas, se metieron dentro de la tierra. El Dios excavó tenazmente con su hocico aquel lugar, y desde ese entonces, brotó unos manantiales de agua conocidos ahora como "Los manantiales de Kamapua-a".
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)