martes, 3 de junio de 2014

El Holandés Errante

Cuenta la leyenda, que hace mucho, un barco holandés salió de Ámsterdam con destino a Batavia. Éste barco, llevaba algunas provisiones de comercio con su tripulación y claro, el hombre de mando quien era el capitán Hendrik van der Decken.

Se dice que en medio del mar, se desató una gran tormenta y ésta, estaba haciendo muchos destrozos a la embarcación dejándola incluso sin timón. El Capitán, utilizo todos sus conocimientos para intentar luchas contra la naturaleza y poder salvar su tripulación, pero los obstáculos fueron más fuertes.

En un arrebato de rabia, el Capitán maldijo y desafió a Dios diciéndole, que ni él iba a impedirle llegar a destino, así tenga que navegar hasta el día del juicio final.

Dios al parecer lo escucho, y como castigo, lo condeno a vagar por los mares sin rumbo fijo hasta el día del juicio final.

El Holandés Errante
El Holandés Errante

 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)