lunes, 23 de junio de 2014

El Rey Condoy [Leyendas mexicanas]

Si bien, de leyendas cortas siempre hablamos aquí, también hay cuentos de antaño que muchos no podemos omitir. Y parte de esto es la historia del "Rey Kondoy", aquel personaje que nació de un Huevo y que su relato no es solo "cuento o leyenda", se cree verídico por parte de los pobladores de la antigua región "Mixe" (En el estado de Oaxaca).

Si están interesados en el relato del Rey Condoy hoy compartiremos un vídeo muy interesante sobre este gran personaje, ideal para nuestros queridos niños y conocer un poco más su historia. Recuerden que si el vídeo les fue poco, tenemos también el relato en texto sobre "el Rey Condoy" más abajo.

Hace mucho tiempo en Hoaxaca, una pareja humilde salió a buscar leña para su hogar, pero su día giró rotundamente cuando en la entrada de una cueva encontraron dos enormes huevos. Muy sorprendidos y confundidos, decidieron tocarlos con un palo para comprobar si efectivamente se trataba de "huevos". Cuando salieron de dudas, se alegraron mucho y decidieron llevárselos a su hogar a pesar de que les costó mucho trabajo cargarlos.

La pareja guardo los huevos para una ocasión especial, sin embargo al tercer día, los huevos se abrieron y de su interior encontraron a un Niño al que llamaron "Condoy". Del otro huevo salió una serpiente de siete cabezas quien cual era la Hermana de "Condoy".



El Rey Condoy 
(para otros el "Rey Kondoy")

"Condoy" se transformó en adulto en sólo tres días, luego decidió recorrer el mundo. Cuando regresaba, traía sacos con oro y bienes que robaba a los pueblos más ricos. Condoy enseño a su pueblo a luchar contra los invasores, así como también, les enseño a sembrar y a construir.

Condoy se puso al mando del pueblo en los momentos de guerra, y gracias a todas sus bondades y éxitos, el pueblo lo coronó como el Rey Condoy. Dicen que luego se fue a vivir a la cima del cerro Zempoaltepetl y aun hoy en día, sigue viviendo allí.
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)