domingo, 3 de agosto de 2014

El Diablo de la Catedral de Arequipa

Cuenta la historia que hace mucho desde Francia, llegó un Diablo a la catedral de Arequipa según cuenta el legado de la señora Javiera Lizárraga de Álvarez Comparet.

Se dice que al igual que Dios, el Diablo está en todas partes, pero por curioso que sea, esta imagen de Satanás está la catedral de Arequipa, y se podría considerar, uno de los únicos lugares del mundo en tener la imagen de un Demonio (esta imagen no recibe veneración pública según cuentan), pero esto toma como representación para el mundo católico, la victoria de Dios frente a la derrota del Diablo, ya que en la representación se aprecia que el demonio es aplastado por Dios.

Este "Púlpito" fue tallado en madera, y se puede observar en él, a satanás con un cuerpo escamoso, alas filudas como las de un murciélago, cuernos y cuerpo de serpiente enroscado en la columna central. En la parte central, se puede ver la imagen de Jesucristo acompañado de los Cuatro evangelizadores. Jesús lleva en su mano un libro con inscripciones en latín que según su traducción se puede leer: "Quien te escucha a ti, me escucha a mí".

El Diablo de la Catedral de Arequipa
El Diablo de la Catedral de Arequipa

Éste trabajo (realizado en 12 partes incluyendo manual de ensamblado) se realizó en Francia y una vez finalizado, fue traído a la ciudad de Arequipa, permaneciendo desde entonces en la Catedral de la Ciudad Blanca (allá por en el año 1879). Se dice que mientras estuvo en medio del envío, su manual se extravió y cuando llegó a su destino, ensamblarlo tomó más de lo previsto.

Éste Púlpito, fue un trabajo realizado por encargo de una dama arequipeña, doña Javiera Lizárraga de Álvarez Comparet, quien dejó en su testamento realizar la obra como parte de su devoción y fé.
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)