miércoles, 20 de septiembre de 2017

La Leyenda del Chupacabras

Según cuentan, el Chupacabras apareció allá por el año 1992 en Puerto Rico (y no en México como se creía). 

El Chupacabras es una especie de ente de baja estatura. Tiene ojos más grandes de lo normal y tiene como patas con unas afiladas pezuñas. Su piel es de una tonalidad verde brillante y con la cual, pasa de estar percibido por los verdes prados posibilitando como un buen camuflaje ante el acecho de su futura presa.

No te pierdas también: La Leyenda de la Llorona

Voceros de aquel lugar contaron que muchos animales (caballos, aves, cabras) aparecían muertos de una forma peculiar o nada común, ya que estos al parecer a ellos les fueron chupada la sangre. En aquel momento, lo consideraban como "el Vampiro de Moca" debido a las sucesos terribles sucedidos en dicho pueblo llamado "Moca", otras tragedias por parte de gente mala o hasta de cultos satánicos. Con el tiempo gracias a información de varios Granjeros, se logró detallar que dichos sucesos sólo sucedían alrededor de la isla.

Se dice que varios animales de especímenes pocos comunes, fueron llevados a veterinarios para estudiarlos. Y ante lo sorprendente que pueda parecer, fueron especies como Lobos y Coyotes que habían perdido su pelaje debido a alguna enfermedad, y son confundidos como el Chupacabras.

leyenda del chupa cabras

En México, el Chupacabras tomó fuerza allá por el año 1995, donde un noticiero informó un anormal ataque en una comunidad donde muchas cabras aparecieron muertas por la misma causa: les habían succionado toda la sangre con marcas de colmillos en el cuello. Tras lo sucedido, muchos estudios estadounidenses de diversas universidades afirman que los Coyotes enfermos podrían ser confundidos con el Chupacabras ya que, al encontrarse en malas condiciones físicas, atacan a cualquiera que se ponga en su camino.

Pese a las posibles pruebas o teorías, la leyenda del Chupacabras para muchos es real, y están convencidos que este terrible ser, sigue ahí afuera en busca de más presas que devorar a su antojo y que, en cualquier momento, atacará.
 

 


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)