martes, 6 de mayo de 2014

Leyendas de Duendes

Si alguna vez has escuchado leyendas de Duendes, has de saber que son pequeñas criaturas traviesas o terribles que son mencionados mayormente por algunos padres advirtiendo a sus hijos: "Si te portas mal, te llevará el duende."

Un Duende suele ser descrito como una especie de niño muy pequeño que lleva consigo un sombrero enorme. Algunos de ellos (según la cultura del País) pueden ser hombrecitos muy pequeñitos u otros que miden casi medio metro de altura. También pueden usar una boina con bonita vestimenta coloridas o un sombrero y una ropa opaca para pasar de estar percibido.

Se dice que los Duendes andan por cafetales o caminos que siempre están solitarios sea de día o de noche con tal de vagabundear. Cuando visitan la casa de personas, ellos entran haciéndose invisibles y buscan hacer travesuras o molestias a los moradores lanzándoles cosas que encuentran o escondiéndolas.

Su mayor fascinasión, es perseguir a los niños de corta edad, engañándolos con dulces o juguetes para así, llevarlos lejos de sus casas y así se pierdan. Si estos no desean ir con él, el Duende usará la fuerza aunque llore o grite.

la leyenda del duende
El Duende

Otro relato nos cuenta que, cuando el Duende se lleva a los Niños a la profundidades de la selva. Si estos, son buscados y rescatados, deben de ser bañados con Agua Bendita por que si no, estos Niños se volverían salvajes. La manera de evitar que se robe a un Niño este Duende, es estar atento y recortar rápidamente el cabello de aquel Niño que sea perseguido.

Hay gente que sugiere que para ahuyentar a los Duendes de una casa, es poner una música muy seria con música bien alegre.
 

 

Publicado a las

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)