miércoles, 2 de mayo de 2018

La leyenda de la Sucia

Según cuentan, en una noche de un pueblo de Santa Bárbara, salió un joven de su casa en busca de la chica que le gustaba. Mientras pasaban la noche juntos, al llegar la 9 de la noche, el Joven tuvo que regresar a su hogar que estaba cruzando una quebrada (riachuelo), y como era algo lejano, se fue de inmediato.

En su camino, el Joven vio a una chica lavando su ropa lo cual, le pareció muy extraño ya que era muy noche. Al ver que no había nadie, intentó seducirla a pesar de que en ningún momento vio su rostro. Cuando la chica no le respondía en lo absoluto, se sintió molesto e intentó darle vuelta a la fuerza sujetándole e intentando quitarle toda su cabellera que le cubría el rostro, pero no lo lograba. De pronto, la chica se liberó y corrió dando un pequeño sollozo.

El joven fue corriendo tras de ella y cuando la alcanzó, se disculpó y le dijo que lo único que deseaba era un beso de ella. La Joven aceptó asintiendo la cabeza y cuando Él se acercó para besarla, se escuchó un gran alarido humano tan fuerte que de inmediato, el Joven huyó como loco hacia el pueblo.

leyenda la sucia

Cuando los aldeanos lo encontraron corriendo desesperado, el Joven sólo decía que se había topado con una mujer con rostro horrible o y un aliento repulsivo a putrefacción.

En la actualidad, se dice que esta mujer se le aparece a los hombres mujeriegos en sitios solitarios. Esta "mujer" es conocida como: "La sucia", y su leyenda se hizo más fuerte porque el incauto que la encontraba, siempre la hallaba lavando ropa sucia.
 

 

Publicado a las

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)

2 comentarios