martes, 17 de abril de 2018

La leyenda de Excalibur (Resumen)

Según cuenta la leyenda de Excalibur, ésta fue una espada legendaria sacada de la roca por el Rey Arturo (discípulo de Merlín el Mago). Pese que existe muchas teorías de la historia de Excalibur, las más certeras cuentan lo siguiente.

El origen del nombre de Excalibur, significaba "la que corta el acero". Esta espada mágica fue forjada por un metal hallado en un presunto meteorito caído en los montes Grampianos (una de las tres principales cadenas montañosas de Escocia); luego, un maestro Herrero lo halló y trabajó en este durante tres días y tres noches incansablemente sin comer ni beber hasta crear la espada más poderosa de la Tierra. Sobre cómo llegó la Espada a la piedra, no hay un dato conciso ni quien fue el que la incrustó en ella.

Otros relato más conocida de la Leyenda de Excalibur, cuenta que al no haber Rey en Inglaterra, Merlín dijo:

"Aquel que pueda sacar a Excalibur de la piedra, se convertirá en el Rey de Inglaterra."

Tras esto, muchas personas intentaron sacar la espada de aquella roca, pero todo esfuerzo era en vano por más fuerte que haya sido el hombre, o haya usado fuerza adicional. Mucho tiempo después, apareció un Joven de nombre Arturo, quien se acercó a la espada y al tomarla en sus manos, tiró y liberó a la Espada convirtiéndose así, en Rey.

leyenda de excalibur espada

Si bien, ese relato es el más conocido por muchas culturas, existe otra versión que cuenta que, Arturo había roto su espada (la de la piedra) en un gran combate contra Sir Pellinore. Merlín, llevó a Arturo a un lago mágico donde surgió la Dama del lago quien era una bruja poderosa. Ella tenía un castillo en el fondo del lago y también, era dueña de Excalibur, la espada mágica. Merlín pidió a la hechicera dicha espada para su pupilo, ella aceptó y se la entregó. La espada estaba guardada en una vaina que hacía que el Rey no sangre cuando esté en batallas. Merlín advirtió a Arturo que tenga cuidado, porque el pronosticaba que algún día, llegaría una mujer digna de su confianza, y le quitaría la vaina de Excalibur.

En la actualidad, se comenta sobre la verdadera Excalibur, que en la Abadía de San Galgano (un edificio religioso cisterciense ubicado a pocos kilómetros de Siena, en el municipio de Chiusdino, Italia) se halla la espada incrustada en el suelo y que nunca nadie la logró sacar. La espada continuó vigente con el pasar de los años, y está protegida por un cristal para que no se estropee. La espada esta en medio de las ruinas de la abadía de la cual, sólo sobresale el mango y está cerca a la tumba de San Galgano.
 

 

Publicado a las

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)